4 CREENCIAS BUDISTAS PARA ALEJAR LA ANSIEDAD

21 | 09 | 2020
4 CREENCIAS BUDISTAS PARA ALEJAR LA ANSIEDAD

Cuando estaba entendiendo las costumbres de Almora, la provincia de la India cuyas creencias sobre la vida han inspirado esta marca, me topé con una filosofía Budista impregnada en sus habitantes. Al profundizar en el tema entendí que las creencias de estos sabios constituyen técnicas que ayudan a disminuir los niveles de ansiedad (no por poco los psicólogos se han inspirado en ellos para crear técnicas como el mindfulness).

Las creencias que voy nombrar a continuación son algunas de las que más me han servido en momentos difíciles y espero que también las encuentres útiles:

Todo tiene un principio y un fin: 

Nada es eterno. Ni lo bueno, ni lo malo. Una de las principales razones por las que sufrimos es porque creemos que todo va a quedarse igual para siempre: tu situación económica, tu salud, la enemistad, la amistad, etc. Todo tiene un comienzo y un final. Debemos aceptar cuando ambas cosas ocurran.

Vivir en el presente

    Nuestra mente divaga sin parar entre el futuro (¿qué va a pasar?) y el pasado (¿Por qué pasó?) cuando deberíamos estar viviendo el ahora. La ansiedad usualmente aparece ante la idea de ‘un bajo nivel de control’ sobre una situación. En este sentido, si pensamos en el pasado o en el futuro nuestra ansiedad subirá porque tendremos poco o ningún control. Por otra parte, si pensamos en el presente tendremos la capacidad de generar acciones que logren un cambio real y la sensación de control estará con nosotros.

    Meditar para reconectarse: 

    Meditar no es más que concentrarse en el momento presente. Meditar ayuda a focalizar los pensamientos y no dejar que estos divaguen libremente entre perseguir el pasado o anhelar el futuro. Es una práctica que permite un mayor control sobre nuestros pensamientos, porque al fin y al cabo nosotros somos el resultado de lo que pensamos.

    El viaje es lo que importa: 

    Nos centramos tanto en las metas y en los logros que olvidamos disfrutar del proceso, del momento presente. Para escalar una montaña primero hay que dar los pasos correctos, con el impulso correcto y en los lugares correctos. Esta creencia nos recuerda que la felicidad no está en una meta, la felicidad no se alcanza, sino que se vive en el camino.

      Ikigai

      El IKIGAI es un espacio para tí. Aquí puedes escribir lo que quieras, tu decides si lo que escribes es privado o público.